Crédito Prendario

Crédito prendario Definición

En el universo crediticio existe una gran variedad de posibilidades para obtener la línea de crédito que necesitamos. Una de esas opciones es el crédito prendario.

El crédito prendario es aquella operación financiera que se formaliza a través de una garantía de un bien registrable, también llamado “prenda”.

Crédito prendario concepto

El concepto de crédito prendario se enfoca especialmente en el ofrecimiento de una línea de crédito a través de un bien que funciona como garantía. Además, una de...las características más importantes de los créditos prendarios es que el mismo bien que se adquiere es la “prenda” o garantía.

En la mayoría de los contratos que se acuerdan para hacer efectivo un crédito prendario, el bien sólo es del comprador cuando lo termina de pagar. Si existe incumplimiento de pago, debe devolver el mueble o bien (ejecutar la garantía). Asimismo, se le exige al prestatario que la prenda se mantenga en buen estado. De esta manera si la entidad financiera que ha otorgado el crédito prendario debe recuperarlo, se asegura que este bien esté en condiciones de volver a la venta.

Asimismo, es posible decir que la resolución de los créditos prendarios es bastante sencilla porque quedan saldos una vez que el prestatario termina de pagar las cuotas acordadas y cualquier gasto administrativo generado por el otorgamiento del préstamo. Por lo tanto, si se busca un concepto general de los créditos prendarios para poder definirlos, se puede agregar que el crédito prendario se aplican intereses que se encuentran en un rango intermedio entre los préstamos personales y los hipotecarios que siempre involucran montos mayores.

Con relación a los requisitos, hay que tener en cuenta que se debe contar con un historial financiero correcto para que la entidad emisora del crédito tenga un aval. Los bancos y otras entidades que proveen de créditos prendarios al mercado siempre prefieren obtener el pago de las cuotas a término que quedarse con un bien o prenda.

Los plazos de devolución varían de acuerdo con las condiciones establecidas por cada entidad financiera. Sin embargo, la mayoría de los créditos prendarios deben devolverse en un plazo no mayor a cinco años. Un plazo mayor sería demasiado riesgoso para la entidad financiera debido a los costes e intereses, y al posible deterioro del bien.

Sin lugar a dudas, los créditos prendarios son una opción crediticia muy importante, especialmente para la compra de bienes como automóviles, motos, maquinarias, etc.