Crédito Mercantil

El mercado financiero y la industria bancaria enfrentan un reto muy importante desde que la crisis económica se hizo presente en todos los contenientes de alguna manera u otra. Por ese motivo, las empresas deben buscar diferentes formas de financiación para saldar sus deudas y para seguir creciendo.

En concordancia con estos cambios, las entidades financieras también han desarrollado nuevas ofertas para los créditos privados y los comerciales. Una propuesta fuerte es el crédito mercantil. Como la mayoría de las personas involucradas en los negocios sabe, el crédito mercantil es aquel que se concede sobre los intangibles de una empresa.

A pesar de que el crédito mercantil no es tan popular como otros tipos de créditos ocupa un lugar importante en el mundo comercial ya que cada vez más empresarios utilizan este método para obtener financiación confiable.

Los operadores que gestiona los créditos mercantiles habitualmente enfrentan una ardua tarea que requiere experiencia: valuar los bienes intangibles de las empresas que solicitan un crédito mercantil. Por otro lado los dueños de las empresas también se preguntan cuánto vale realmente su negocio y qué es lo que deben hacer para...conseguir un crédito mercantil. En principio el valor de una empresa se determina analizando diferentes elementos. Uno de ellos es el análisis y resultado de los valores intangibles de la misma que deben calculase con la utilización de métodos específicos.

Un crédito mercantil puede convertirse en la gran oportunidad de un empresario para dar un vuelvo esencial a su compañía. Estos créditos son una herramienta financiera que por lo general utilizan los empresarios que han logrado posicionar su negocio en alguno de los aspectos comerciales más importantes (marca, clientela, prestigio) ya que justamente ése es el valor esencial que les permitirá obtener el crédito mercantil.

Naturalmente, el objetivo principal de un préstamo mercantil es la inversión del dinero obtenido a través de ese préstamo en el mismo comercio que ha servido como base para el análisis de los bienes intangibles. Por eso, a este tipo de préstamos se los llama créditos comerciales.

Por otro lado, muchas organizaciones que se dedican al estudio de las actividades financieras definen a los créditos mercantiles cómo los créditos que se ofrecen entre ellos los proveedores y comerciantes en las operaciones habituales de copra y venta.

Más allá de cualquier definición técnica es substancial resaltar la importancia de los créditos mercantiles porque son un método de financiación muy fluido que se relaciona directamente con lo comercial. Por esta razón los créditos mercantiles ayudan definitivamente a las inversiones y al desarrollo general de las compañías de todo tipo, especialmente las pequeñas y medianas empresas.

El crédito mercantil es un gran aliado de los comerciantes. Asimismo, se presenta de diferentes formas que van desde letras comerciales hasta pagarés por atrasos en ciertos tipos de pagos. A través de n crédito mercantil, una empresa que tenga algún inconveniente en relación a sus pagos podrá seguir operando para recuperarse y así cumplir con los acreedores. Este es sólo un ejemplo muy simple de lo que permite realizar un crédito mercantil pero el concepto es mucho más amplio. El crédito mercantil tiene un rol indiscutible entre los comerciantes y se le debe dar la importancia que merece.

Definición de crédito mercantil

De acuerdo con las regulaciones económicas y financieras de cada país existen leyes que organizan todos los detalles referidos a los créditos mercantiles. El crédito mercantil generalmente se define como el activo intangible según las normas de contabilidad. Por lo tanto, el crédito mercantil, por lo general, no se registra en los balances de las empresas (a no ser que se haya pagado por ellos). Por ejemplo, cuando una persona compra acciones de una compañía por un valor mayor que el que cotizan en el mercado bursátil (según los atributos de la empresa), adquiere también un crédito mercantil.

Crédito mercantil contabilidad

Por otro lado, es importante resaltar que cualquier tipo de empresa que ha consolidado un crédito mercantil no podrá asignarle un valor real en su contabilidad. De otro modo estaría en contravención de las regulaciones contables. Además, cuando se registra la inversión debe clasificarse el monto que se ha desembolsado (se separa la inversión del crédito mercantil adquirido).

Crédito mercantil contable

En algunos países el crédito mercantil se puede contabilizar con la eliminación de la amortización, si se lo adapta a las reglas crediticias locales., que generalmente se refieren al tratamiento del exceso de costo en los valores accionarios de una empresa.

Crédito mercantil ejemplos

Ya se ha mencionado el concepto de crédito mercantil con relación a las acciones de una empresa. Sin embargo, hay otros ejemplos de crédito mercantil que son muy interesantes y que en muchas ocasiones provocan algunos debates dentro del mundo financiero.

Los ejemplos más importantes son las marcas, base de clientes o clientela establecida, y reputación entre otros.

Cuenta crédito mercantil

Asimismo, las cuentas de crédito también pueden incluirse dentro de los créditos mercantiles, ya que son contratos crediticios en los que se concede un límite de disponibilidad según las características predeterminadas.

Crédito mercantil adquirido

El crédito mercantil adquirido es inherente a toda compra y de registrarse en la cuenta de intangibles de la empresa, de acuerdo con las regulaciones vigentes en cada caso, la diferencia que es consecuencia de la resta del valor intrínseco al valor pagado es el crédito mercantil adquirido.

Tarjeta de crédito mercantil

Las tarjetas de crédito mercantil son una línea de crédito diseñadas para brindar a los clientes diferentes ventajas financieras que incluyen tasa de interés preferencial, financiamiento sin costos adicionales, y en las cuales sus compras no afectan el límite de crédito de cada tarjeta. Naturalmente, cada una de las entidades financieras que las ofrecen varía su oferta.